Adicciones

Drogas de diseño

17 de Junio, 2019 Ignacio Benito

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), droga es toda sustancia que introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce de algún modo una alteración del natural funcionamiento del sistema nervioso central del individuo y además es susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o ambas.

 

El término droga de síntesis se refiere a un conjunto de sustancias psicoestimulantes, en su mayoría derivadas de anfetaminas.

Las drogas de síntesis se presentan habitualmente en forma de comprimidos con colores, imágenes o logotipos llamativos y se las denomina vulgarmente "pastillas"; se evita usar el termino droga sintética o de laboratorio para dar una mejor imagen, y se les llama drogas de diseño.

 

La historia de las drogas de síntesis comienza hacia los años 60 con la recuperación de la síntesis del MDMA (3,4 metilendioximetanfetamina).El MDMA, fue descubierto en 1912 y patentado en 1914 por una compañía farmacéutica  Alemana pero nunca llegó a comercializarse, ya que se vieron efectos negativos asociados a su uso a nivel neuronal, y los circuitos serotonergicos. En los años sesenta comienza a usarse como droga psicoactiva y diez años más tarde empiezan a aparecer los primeros estudios sobre sus efectos adversos. 

El boom de este tipo de droga se inicia en Ibiza alrededor de los años 90 y en la vulgarmente conocida “Ruta del Bacalao”. Desde entonces se asocia al ámbito ludicofestivo, normalmente asociado a la música electrónica.

 

Según los resultados del EDADES y ESTUDES la edad de inicio del consumo en España de los jóvenes se sitúa entre los 14 y 15 años.

Un factor a tener en cuenta en este tipo de drogas es el precio de mercado,  estas sustancias tienden a crearse en grandes cantidades, y esto disminuye el precio de mercado, por lo que hace accesibles y económicas estas sustancias entre la población adolescente que en muchos casos no necesita de una gran cantidad de dinero para acceder a ellas. 

Otro de los factores que dificulta su detección es la ausencia de controles de drogas en adolescentes, en el caso de los mayores de edad, existen los controles  que se suelen realizar en campañas de la DGT cuando empiezan a utilizar el coche para moverse a todas esas fiestas.

Por ello, ahora que llega el verano, empezamos a recibir el bombardeo en las redes sociales y medios de comunicación, de todos los festivales que se organizan durante esta época, y, a menudo, los más jovenes encuentran en estos festivales la tentación de probar estas sustancias. El gran problema asociado a este escenario, es la cantidad de mitos y falsas creencias que hay sobre las drogas de diseño,tienden a presentarse como una sustancia atractiva, fácil de transportar y de consumir.

 

Poco se repara en los daños que pueden ocasionar y en el peligro que suponen para la salud pública. Uno de los grandes peligros alrededor de las drogas de diseño es la creencia generalizada de que son sustancias que acercan a la felicidad, que son inocuas, afirmaciones que no sólo no son ciertas, si no que son falsas y pueden llevar a los jóvenes que las consuman a sufrir graves consecuencias físicas y psiquícas.

 

En cuanto a lo que experimentan “ El efecto que produce de autoconfianza, estado de alerta, aumento de la resistencia, mejor rendimiento físico y aumento de la felicidad" está llevando a cambiar la práctica de los consumidores y que éstas se consuman no solo endiscotecas, festivales sino también para prácticas sexuales: Chem sex (también llamado en inglés: Party and play, Party 'n play, PNP o PnP) se refiere al consumo de drogas para facilitar la actividad sexual); además , cada vez nos encontramos con más personas que introducen el consumo de sustancias para mantener relaciones sexuales con todos los peligros que esto conlleva.

 

Las drogas de diseño, al igual que todas las sustancias estupefacientes tienen graves consecuencias físicas y psiquícas para las personas que las consumen

 

 

 

Psicólogo  y psicoterapeuta especialista en adicciones, Ita Adicciones