Salud Mental

Planifica tus metas de manera razonable

29 de Diciembre, 2020 María Luisa Verdú

Con motivo del Año Nuevo, y en particular en este 2020 tan complicado para todos, resulta común reflexionar sobre nuestros objetivos conseguidos y trazar nuevos propósitos. Sin embargo, ¿te has planteado por qué todos los años planificas una serie de propósitos que luego no se cumplen? 


A continuación, te ofrecemos una serie de consejos sobre cómo planificar tus metas de manera razonable:


-    Identifica si existe alguna área en la que puedan estar habiendo problemas. Aspectos como la alimentación, el sueño, la salud física y/o psicológica son básicas a la hora de comprometerse con alguna meta. Antes de trazar nuevas metas pregúntate si debes de mejorar algunos de estos aspectos básicos. 

 

-    Establece metas realistas y coherentes con tu situación actual. Por ejemplo, es posible que traces la meta de viajar en el próximo año, pero tal vez este objetivo no sea el más adecuado en estos momentos dada la situación en la que se encuentra la pandemia.


-    Define la meta de forma que describa un comportamiento. Por ejemplo, puedes tener la meta de “realizar más ejercicio” sin embargo, esta meta es poco precisa y no describe qué comportamientos tienes que lograr. Una forma más específica de definir la meta sería “salir a correr tres días a la semana una distancia mínima de 5km”.

 

-    Escribe la meta y divídela en metas más pequeñas. Para realizar un plan de acción es necesario que pienses en metas más pequeñas, es decir, metas que tendrás que alcanzar antes de lograr la meta más general. Siguiendo con el ejemplo anterior, para empezar a realizar deporte una meta más pequeña podría ser “salir dos días a la semana a caminar 20 minutos”.


-    Imagina que consigues la meta. Trata de crear esa imagen lo más detalladamente posible e imagina lo bien que te sentirás.

 

-    Evita dejar las cosas para más tarde. Te puede ayudar comprometerte con alguien, facilitar la acción con estímulos agradables (por ejemplo, comprarme unas zapatillas nuevas), poner una copia de tus metas y pasos a seguir en un lugar visible y decir “no” a las acciones que distraen tus metas.


-    Introduce pequeñas recompensas. A medida que vas consiguiendo metas a corto plazo introduce alguna actividad agradable.

 

-    Evalúa el progreso y ajusta las metas según la evaluación de progreso. Ajusta tus metas según los obstáculos que hayas encontrado.

Directora Clínica de Ita Previ Alicante