Notas de Prensa

Un estudio llevado a cabo por Ita, detecta importantes tasas de Deterioro Cognitivo en pacientes con Trastorno Alimentario

02 de Julio, 2019

Barcelona, julio de 2019

 

Un estudio llevado a cabo por Ita, detecta importantes tasas de Deterioro Cognitivo en pacientes con Trastorno Alimentario

 

  • La muestra del estudio contempla a 82 pacientes diagnosticadas de TCA de larga evolución
  • El promedio de edad de las personas que han participado en el estudio es de 30 años

 

El pasado 21 de mayo de 2019, la revista Neuropsychiatric Disease and Treatment publicó un artículo científico en el que Ita, especialistas en salud mental, afirma que existen importantes tasas de Deterioro Cognitivo en pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria de larga evolución

La investigación llevada acabo por el equipo médico y clínico de investigación y docencia de Ita, en colaboración con la Universidad de Barcelona, evaluó el rendimiento en pruebas de memoria, atención, flexibilidad cognitiva, lenguaje, capacidad de resolución de problemas y percepción visual en 82 pacientes diagnosticadas con TCA. La mitad de ellas tenían más de diez años de evolución, mientras que la otra mitad habían empezado con el trastorno hacía menos de dos años. Cada uno de estos dos grupos se comparó con el rendimiento de un grupo control sano de edades equiparables. Con este estudio se detectó que en el grupo de pacientes de larga evolución existe un importante porcentaje de deterioro cognitivo en las áreas de memoria, atención, flexibilidad cognitiva, percepción visual y capacidad de resolver problemas.

A pesar de tener una edad promedio de 30 años, casi la mitad de pacientes con más de diez años de duración en el trastorno presentaron un deterioro en alguna de estas áreas propio de personas que superan los 70 años de edad.

Antoni Grau, director clínico de Ita afirma que “el pobre funcionamiento en estas áreas contribuye a dificultar todavía más las posibilidades de recuperación de estos pacientes. La mayor parte de déficits se detectan dentro de lo que se conoce como funciones ejecutivas, es decir, aquellas implicadas en la capacidad de atender, anticipar, planificar una acción y ejecutarla. La pérdida de estas capacidades supone también una pérdida de oportunidades a la hora de conseguir y mantener un empleo, integrarse en una red de apoyo y conservar los principales hábitos de autonomía”.

A pesar de que el estudio no tenía como objetivo estudiar cuáles eran los factores que contribuían a este deterioro, se sospecha que síntomas como la desnutrición prolongada, el uso de conductas de purga como el vómito o el abuso de laxantes y diuréticos o el aislamiento social pueden ser los responsables de este deterioro.

 

Queda por responder qué parte de este deterioro se puede revertir con un tratamiento adecuado. Además del tratamiento de los síntomas alimentarios, y del malestar psicológico que se encuentra detrás de los mismos, Ita ensayará nuevas técnicas basadas en la rehabilitación cognitiva con la esperanza de poder recuperar, al menos en parte, las capacidades deterioradas por el trastorno.

El estudio está firmado por: Guillem Feixas y Ernesto Magallón-Neri de la Universitat de Barcelona; Gustavo Faus, Director de Calidad y seguridad del paciente de Ita, y Antoni Grau, Director Clínico de Ita.

Publicación del artículo: https://www.dovepress.com/cognitive-impairment-in-eating-disorder-patients-of-short-and-long-ter-peer-reviewed-article-NDT

 

En Ita somos especialistas en Salud Mental

Contamos con una red asistencial propia formada por más de 30 centros especializados en el tratamiento de los trastornos alimentarios, los trastornos de conducta, las adicciones y la psiquiatría general, a lo largo del territorio español.

Nuestro equipo multidisciplinar trabaja en la mejora de todas las áreas afectadas por la enfermedad.

Contamos más de 20 años de experiencia en el tratamiento de la Salud Mental