FAQs
FAQs


  • Cómo saber si tienes anorexia

    Querer perder peso siguiendo una dieta, no necesariamente significa que sufras un trastorno alimentario como la anorexia. Cuando la necesidad de perder peso se convierte en una obsesión que controla y condiciona tu día a día, es indicativo que la relación con la alimentación no es saludable. La preocupación constante por la comida, el sentimiento de culpa por haber comido, evitar comer con amigos o familia, necesidad de hacer ejercicio tras las comidas, etc. son indicadores que puedes estar sufriendo un trastorno alimentario.

    En la página web de Ita Salud Mental dispones de un breve test que, aunque es orientativo, puede ser un primer paso para saber si sufres anorexia

    También tienes a tu disposición un teléfono gratuito donde puedes consultarnos: 900 500 535.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

  • Cómo empieza la anorexia

    A menudo puede ser difícil para la familia y amigos ver si alguien sufre anorexia o si se está gestando un trastorno alimentario. El hecho que normalmente la anorexia se inicie en la adolescencia aumenta la confusión. Algunos de los síntomas emocionales de la anorexia, como el aislamiento, la irritabilidad, la preocupación por la imagen, etc. son característicos de esta etapa de cambio y, por sí solos, no son motivo de alarma. En cambio, sí debería ser motivo de consulta si vemos que además de estas actitudes, hay una preocupación excesiva por la comida y la pérdida de peso. A pesar de tener un peso adecuado o incluso estar delgada/o, sigue viéndose en la necesidad de adelgazar.

    Ita es un centro especializado en trastornos alimentarios con más de 20 años de experiencia. Disponemos de un teléfono gratuito de consulta: 900 500 535, donde podemos resolver tus dudas sobre la anorexia.

    Saber más sobre la anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

  • Cuándo se considera anorexia

    La pérdida de peso no es un criterio determinante para considerar que estamos ante un caso de anorexia nerviosa. A menudo la persona no sólo sufre anorexia, puede y suele convivir, con la bulimia o con el trastorno por atracón. También es habitual que la persona con anorexia tenga depresión, ansiedad, problemas de conducta o consumo de tóxicos. El diagnóstico de la anorexia nerviosa y posibles trastornos asociados debe ser realizado por profesionales de la salud mental. Un buen análisis y diseño del tratamiento personalizado condicionará en gran medida la evolución y la cura de la anorexia.

    En este enlace puedes consultar las diferentes áreas disponibles en Ita para el tratamiento de la anorexia y los diferentes trastornos alimentarios. Incluyen un área psicopedagógica, médica y psicológica.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

  • Cómo curar la anorexia nerviosa

    La cura de la anorexia nerviosa no se centra únicamente en la recuperación del peso, es necesario recuperar el bienestar físico y emocional. Para conseguirlo es fundamental ponerse en manos de profesionales que evalúen la situación de cada persona. Un primer paso es analizar e identificar los factores que mantienen el problema, para así, diseñar el tipo de tratamiento más adecuado.

    El proceso terapéutico pasa por diferentes estadios, requiriendo diferentes tipos de atención en cada uno de ellos. En Ita disponemos de una amplia red de centros especializados en la atención de la anorexia nerviosa y la familia de la persona afectada. Hospitalización, hospital de día, servicio psicopedagógico, psicológico, etc. nos permiten dar respuesta a las necesidades terapéuticas en cada momento, evitando esperas en las derivaciones y garantizando una continuidad en el tratamiento.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

  • Cómo superar la anorexia

    Pedir ayuda es el primer paso para superar la anorexia nerviosa. Se trata de un trastorno que afecta varias facetas de la persona. Además de la parte emocional y el sufrimiento mental que comporta, hay que añadir el aislamiento social que poco a poco se va instalando, así como problemas físicos importantes por las restricciones alimentarias. Por ello, es importante consultar cuanto antes a los profesionales y poner en marcha un tratamiento que implica: médicos, psicólogos, dietistas, etc.

    En Ita disponemos de un equipo multidisciplinar que permite diseñar un tratamiento personalizado para la anorexia en el que se incluyen todas las áreas afectadas y su entorno familiar.

    Te invitamos a visitar nuestro blog donde puedes leer experiencias de personas que cuentan su lucha por superar la anorexia y otros trastornos alimentarios.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

  • Cómo ayudar a una persona que tiene anorexia

    Podemos sentirnos desorientados, frustrados e inseguros al no saber cómo ayudar a una persona que sufre anorexia. Muchas veces la persona no es consciente de su problema o lo minimiza. Enfrentarnos directamente castigando u obligando a comer y acabar en discusiones, aunque se haga con la mejor intención, no ayudará a resolver la situación.

    Debemos tener la seguridad que la mejor forma de ayudar a nuestro familiar o amigo/a que sufre anorexia, o que sospechamos que puede estar sufriendo este trastorno alimentario, es animándole a buscar ayuda profesional.

    En Ita ponemos a tu disposición un teléfono gratuito de consulta: 900 500 535.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

  • Cómo puede tratarse a una persona que sufre anorexia

    Al ser un trastorno que afecta a varias facetas de la persona, el abordaje es multidisciplinar. La alteración de la alimentación conlleva unas consecuencias físicas, por lo que es necesario que un médico se implique en el tratamiento. Realizará las exploraciones necesarias para valorar la repercusión que ha tenido la limitación de los alimentos en el organismo.

    Por otro lado, la anorexia nerviosa indica que hay un sufrimiento emocional que la está provocando. El tratamiento psicológico es fundamental para ayudar a la persona en la gestión de las emociones que pueden estar manteniendo el trastorno.

    En general, la calidad de vida de la persona se verá afectada. Puede haber una ruptura con el proyecto vital (estudios, laboral, relaciones, etc.). Facilitar que se pueda continuar con los estudios implica a pedagogos o psicopedagogos.

    Aunque el tratamiento puede llevarse a cabo a nivel ambulatorio, cuando la persona se encuentra en un peso crítico que pone en riesgo su salud es inevitable la hospitalización. La implicación de la familia en según qué fases del tratamiento es muy importante.

    En Ita disponemos de asesoramiento familiar, formación específica para la familia y grupos de encuentro de familias dirigidos por especialistas en trastornos alimentarios.

  • A qué edad se presenta la anorexia

    La franja de edad más frecuente de aparición de la anorexia se sitúa entre los 12 y los 25 años. Afectando mucho más a mujeres que a hombres.

    La probabilidad de sufrir anorexia en la edad adulta es baja, aunque no por ello debemos descartarla basándonos sólo en este dato. Es importante tener en cuenta que el inicio en la adolescencia y el hecho que sea más frecuente en mujeres que en hombres, es un dato estadístico que nos ayuda a hacernos un “retrato” del trastorno, pero no tiene valor diagnóstico. Es decir, no significa que no se pueda sufrir este trastorno en cualquier momento de la vida.

    Si sientes que tu relación con la comida es fuente de malestar o bien observas conductas de riesgo en alguna persona de tu entorno, independientemente de si se es hombre o mujer, o de la edad, lo principal es pedir ayuda a especialistas en trastornos alimentarios. En Ita podemos ayudarte, somos un centro especializado en trastornos alimentarios. Puedes llamarnos al siguiente teléfono gratuito 900 500 535.

    Saber más sobre la anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria