FAQs
FAQs


  • Cómo empieza la anorexia

    A menudo puede ser difícil para la familia y amigos ver si alguien sufre anorexia o si se está gestando un trastorno alimentario. El hecho que normalmente la anorexia se inicie en la adolescencia aumenta la confusión. Algunos de los síntomas emocionales de la anorexia, como el aislamiento, la irritabilidad, la preocupación por la imagen, etc. son característicos de esta etapa de cambio y, por sí solos, no son motivo de alarma. En cambio, sí debería ser motivo de consulta si vemos que además de estas actitudes, hay una preocupación excesiva por la comida y la pérdida de peso. A pesar de tener un peso adecuado o incluso estar delgada/o, sigue viéndose en la necesidad de adelgazar.

    Ita es un centro especializado en trastornos alimentarios con más de 20 años de experiencia. Disponemos de un teléfono gratuito de consulta: 900 500 535, donde podemos resolver tus dudas sobre la anorexia.

    Saber más sobre la anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

    ">Más información
  • Cuándo se considera anorexia

    La pérdida de peso no es un criterio determinante para considerar que estamos ante un caso de anorexia nerviosa. A menudo la persona no sólo sufre anorexia, puede y suele convivir, con la bulimia o con el trastorno por atracón. También es habitual que la persona con anorexia tenga depresión, ansiedad, problemas de conducta o consumo de tóxicos. El diagnóstico de la anorexia nerviosa y posibles trastornos asociados debe ser realizado por profesionales de la salud mental. Un buen análisis y diseño del tratamiento personalizado condicionará en gran medida la evolución y la cura de la anorexia.

    En este enlace puedes consultar las diferentes áreas disponibles en Ita para el tratamiento de la anorexia y los diferentes trastornos alimentarios. Incluyen un área psicopedagógica, médica y psicológica.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

    ">Más información
  • Cómo curar la anorexia nerviosa

    La cura de la anorexia nerviosa no se centra únicamente en la recuperación del peso, es necesario recuperar el bienestar físico y emocional. Para conseguirlo es fundamental ponerse en manos de profesionales que evalúen la situación de cada persona. Un primer paso es analizar e identificar los factores que mantienen el problema, para así, diseñar el tipo de tratamiento más adecuado.

    El proceso terapéutico se basa en el paciente, la familia y su entorno. Es por ello que en Ita disponemos de una amplia red de centros especializados en la atención de la anorexia nerviosa y la familia de la persona afectada. Hospitalización, hospital de día, servicio psicopedagógico, psicológico, etc. nos permiten dar respuesta a las necesidades terapéuticas en cada momento, evitando esperas en las derivaciones y garantizando una continuidad en el tratamiento.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

    Saber más sobre intervención en las familias

    ">Más información
  • Cómo superar la anorexia

    Pedir ayuda es el primer paso para superar la anorexia nerviosa. Se trata de un trastorno que afecta varias facetas de la persona. Además de la parte emocional y el sufrimiento mental que comporta, hay que añadir el aislamiento social que poco a poco se va instalando, así como problemas físicos importantes por las restricciones alimentarias. Por ello, es importante consultar cuanto antes a los profesionales y poner en marcha un tratamiento que implica: médicos, psicólogos, dietistas, etc.

    En Ita disponemos de un equipo multidisciplinar que permite diseñar un tratamiento personalizado para la anorexia en el que se incluyen todas las áreas afectadas y su entorno familiar.

    Te invitamos a visitar nuestro blog donde puedes leer experiencias de personas que cuentan su lucha por superar la anorexia y otros trastornos alimentarios.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

    ">Más información
  • Cómo ayudar a una persona que tiene anorexia

    Podemos sentirnos desorientados, frustrados e inseguros al no saber cómo ayudar a una persona que sufre anorexia. Muchas veces la persona no es consciente de su problema o lo minimiza. Enfrentarnos directamente castigando u obligando a comer y acabar en discusiones, aunque se haga con la mejor intención, no ayudará a resolver la situación.

    Debemos tener la seguridad que la mejor forma de ayudar a nuestro familiar o amigo/a que sufre anorexia, o que sospechamos que puede estar sufriendo este trastorno alimentario, es animándole a buscar ayuda profesional.

    En Ita ponemos a tu disposición un teléfono gratuito de consulta: 900 500 535.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

    ">Más información
  • Cómo puede tratarse a una persona que sufre anorexia

    Al ser un trastorno que afecta a varias facetas de la persona, el abordaje es multidisciplinar. La alteración de la alimentación conlleva unas consecuencias físicas, por lo que es necesario que un médico se implique en el tratamiento. Realizará las exploraciones necesarias para valorar la repercusión que ha tenido la limitación de los alimentos en el organismo.

    Por otro lado, la anorexia nerviosa indica que hay un sufrimiento emocional que la está provocando. El tratamiento psicológico es fundamental para ayudar a la persona en la gestión de las emociones que pueden estar manteniendo el trastorno.

    En general, la calidad de vida de la persona se verá afectada. Puede haber una ruptura con el proyecto vital (estudios, laboral, relaciones, etc.). Facilitar que se pueda continuar con los estudios implica a pedagogos o psicopedagogos.

    Aunque el tratamiento puede llevarse a cabo a nivel ambulatorio, cuando la persona se encuentra en un peso crítico que pone en riesgo su salud es inevitable la hospitalización. La implicación de la familia en según qué fases del tratamiento es muy importante.

    En Ita disponemos de asesoramiento familiar, formación específica para la familia y grupos de encuentro de familias dirigidos por especialistas en trastornos alimentarios.

    ">Más información
  • A qué edad se presenta la anorexia

    La franja de edad más frecuente de aparición de la anorexia se sitúa entre los 12 y los 25 años. Afectando mucho más a mujeres que a hombres.

    La probabilidad de sufrir anorexia en la edad adulta es baja, aunque no por ello debemos descartarla basándonos sólo en este dato. Es importante tener en cuenta que el inicio en la adolescencia y el hecho que sea más frecuente en mujeres que en hombres, es un dato estadístico que nos ayuda a hacernos un “retrato” del trastorno, pero no tiene valor diagnóstico. Es decir, no significa que no se pueda sufrir este trastorno en cualquier momento de la vida.

    Si sientes que tu relación con la comida es fuente de malestar o bien observas conductas de riesgo en alguna persona de tu entorno, independientemente de si se es hombre o mujer, o de la edad, lo principal es pedir ayuda a especialistas en trastornos alimentarios. En Ita podemos ayudarte, somos un centro especializado en trastornos alimentarios. Puedes llamarnos al siguiente teléfono gratuito 900 500 535.

    Saber más sobre la anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

    ">Más información
  • Cómo se desarrolla la anorexia nerviosa

    Para entender cómo se desarrolla la anorexia es importante no olvidar el término “nerviosa”. A nivel coloquial no se utiliza, pero añade un aspecto muy importante a tener en cuenta: el origen psicológico. No podemos entender este trastorno únicamente como un caso de dieta rigurosa y adelgazamiento, sino que va más allá. La reducción de la ingesta, el exceso de ejercicio, las conductas purgativas, etc. sería la parte más visible. Estas conductas se desarrollan como un intento de la persona para manejar un sufrimiento mental subyacente: la visión distorsionada del propio cuerpo, el miedo desmedido a subir de peso, la obsesión de control de la autoimagen, etc.

    La implicación de psicólogos especialistas en trastornos alimentarios es fundamental para superar este trastorno, ya sea a nivel ambulatorio o bien mediante un ingreso en un centro especializado. Si se ha llegado a un índice de masa corporal que afecta considerablemente a la salud física, es conveniente que la persona ingrese en un centro especializado. Al ser un trastorno que afecta a varios ámbitos de la persona (físico, mental y social), hace que se requiera un abordaje multidisciplinar (médicos, psicólogos, dietistas, educadores, etc.)

    En Ita Salud Mental ponemos a tu disposición una amplia red de centros dedicados al tratamiento integral de los trastornos alimentarios y las problemáticas asociadas.

    Saber más sobre la anorexia

    Saber más sobre los trastornos de conducta alimentaria

    ">Más información
  • Síntomas de anorexia nerviosa en hombres

    En general, los síntomas de anorexia nerviosa en hombres no son muy diferentes a los de las mujeres, aunque en los hombres puede haber una obsesión por el ejercicio físico como síntoma predominante. La pérdida de peso en sí, puede pasar más desapercibida. A nivel social, los hombres pueden sentirse más presionados por tener un cuerpo musculado y no tanto por la delgadez, como referente de belleza.

    La anorexia nerviosa en hombres es menos frecuente que en mujeres. En concreto, 1 de cada 10 casos de anorexia se atribuye al sexo masculino, aunque existen diferentes factores que dificultan la detección de estos casos, por lo que este dato podría verse alterado.

    También el hecho que algunos de los signos de alarma más evidentes son propios de la fisiología femenina, como la amenorrea, puede influir en una menor detección del trastorno.

    En el caso de los hombres es más frecuente sufrir bulimia nerviosa o trastorno por atracón, mientras que la restricción de alimentos puede ser más ocasional. Esto hace que la pérdida de peso no sea tan evidente, por lo que puede permanecer oculto el trastorno por más tiempo.

    Por todos estos factores es importante acudir en fases tempranas a un centro especializado en trastornos alimentarios para un buen pronóstico y recuperación.

    En Ita Salud Mental trabajamos para conseguir el bienestar físico y emocional, puede consultar nuestra unidad de trastornos de la conducta alimentaria.

    Saber más sobre anorexia

    Saber más sobre bulimia

    ">Más información
  • Primeros síntomas de la anorexia

    Los primeros síntomas de anorexia que suelen dar la voz de alarma consisten en:

    • - Pérdida de peso en un poco espacio de tiempo
    • - Seguir una dieta de adelgazamiento a pesar de tener un peso adecuado o por debajo de los saludable
    • - Practicar ejercicio físico en exceso
    • - Mareos o desmayos
    • - Aislamiento físico y emocional


    No debemos subestimar las estrategias para disimular los efectos que puede estar causando la anorexia. Es frecuente que la persona afectada utilice ropa ancha para no mostrar el cuerpo. Es común también evitar comer en familia (e incluso con amigos) y si se sientan a la mesa desaparecen rápidamente después de comer. Durante las comidas parten la comida en trozos pequeños, la esconden o la esparcen por el plato.

    La negación del problema es un importante muro que debemos superar. A menudo la persona que sufre este trastorno no es consciente y niega abiertamente el problema. Incluso puede reaccionar de forma agresiva si se intenta hablar de ello o al ofrecer ayuda.

    En Ita Salud Mental disponemos de un teléfono gratuito 900 500 535, no dude en contactar con nosotros si cree que alguien de su entorno puede estar sufriendo este problema. Recuerde que cuánto antes se pueda valorar la situación, mejor será el pronóstico.

    Saber más sobre la anorexia

    ">Más información
  • Cuál es la causa de la anorexia

    La causa de la anorexia es multifactorial, es decir, que existen factores psicológicos, genéticos, biológicos y sociales que intervienen en la aparición del trastorno.

    Para entender un poco más como contribuyen estos factores debemos entender el concepto de “vulnerabilidad”. Cuando una persona cumple una serie de características, hablamos de una persona vulnerable a sufrir este trastorno. Si a esta vulnerabilidad, se le suma una experiencia estresante o traumática, entonces la probabilidad de sufrir el trastorno aumenta considerablemente. La pérdida de un ser querido, la presión en los estudios, un desengaño amoroso, una pelea entre amigas… actúa como desencadenante del trastorno.

    ¿Quién puede ser vulnerable a sufrir anorexia?

    Factores psicológicos
    A nivel psicológico o de personalidad definiríamos a las personas vulnerables como muy perfeccionistas, sobre todo con ellas mismas. A menudo son perfeccionistas de forma obsesiva, este rasgo responde a su necesidad de controlar.

    Tienen dificultades para gestionar las emociones, por ejemplo les cuesta identificar y gestionar sus propios sentimientos. Su pensamiento es rígido, las cosas son blancas o negras, no hay término medio. Les puede costar adaptarse a los cambios en su entorno.

    Suelen tener una autoestima baja. El concepto que tienen sobre si mismas/os es negativo tanto a nivel de forma de ser, como físicamente. Incluso llegando a sentir rechazo o asco hacia su propio cuerpo.

    Factores genéticos
    Aunque no se ha identificado claramente un gen responsable del trastorno alimentario, el hecho que haya antecedentes de trastorno alimentario en la familia, hace que la persona sea más vulnerable a sufrir este trastorno.

    Factores sociales y culturales
    La sociedad actual considera la delgadez como modelo de belleza y éxito, reforzando la creencia que estar delgada es la solución a todos los problemas o es sinónimo de éxito.

    En Ita Salud Mental disponemos de un equipo multidisciplinar que pueden ayudarle ya sea a nivel ambulatorio o bien con un ingreso en nuestro centro especializado en trastornos alimentarios. Si desea asesoramiento puede llamarnos al teléfono gratuito 900 500 535

    ">Más información
  • Cuáles son las causas sociales de la anorexia

    Aunque no se ha identificado como causa directa, si sabemos que el entorno sociocultural influye en el desarrollo y mantenimiento de la anorexia nerviosa. Desgraciadamente a nivel social se fomenta la delgadez como modelo de belleza y además, se asocia con el éxito, la aceptación social, el triunfo. Los adolescentes, aún en proceso de desarrollo a nivel de identidad y personalidad, son más vulnerables a estos modelos de belleza distorsionados y poco saludables. La importancia de los amigos y del grupo durante este momento vital, amplifica el impacto de las opiniones sobre el aspecto físico que si están influenciadas por estas creencias sociales pueden ser devastadoras para una personalidad aún en construcción.

    A través de los medios de comunicación y la publicidad se promocionan productos alimentarios supuestamente saludables para adelgazar y conseguir este ideal distorsionado. Nos bombardean con dietas y promesas de pérdida de peso en poco tiempo. Es frecuente que actores o actrices se conviertan en embajadores de estas dietas con poco rigor científico y fruto de la moda del momento. El entorno digital, al permitir editar y retocar las imágenes, facilita que se difundan cánones de belleza irreales y poco a poco se convierten en ideales estéticos imposibles de alcanzar.

    El mundo de la moda contribuye también en la difusión de cánones de belleza imposibles utilizando modelos que no responden a medidas saludables en desfiles y publicidad. Si las tallas disponibles en las tiendas no se corresponden con las medidas de las personas del mundo real, son causa de frustración y alimentan la creencia que hay que estar más delgados.

    La educación y el desarrollo de jóvenes críticos con los modelos sociales impuestos es la mejor forma de luchar contra estereotipos de belleza poco saludables. Desde las asociaciones de lucha contra a los trastornos alimentarios se llevan a cabo programas de sensibilización en las escuelas e institutos.

    ">Más información